Hay una teoría en que la medicina occidental surgió del estudio de los cadáveres, mientras que en el mundo oriental se desaprobaron los cadáveres. Como resultado, la medicina occidental no tiene un concepto de energía vital en el cuerpo, mientras que los médicos orientales han desarrollado ideas sofisticadas sobre el flujo de energía humana por el hecho de tener que estudiar seres humanos que respiran.

Ya sea que eso sea cierto o no, una cosa es segura: los yogis derivaron su forma de entender el mundo de la observación personal y la experimentación, y el flujo de prana (energía vital) fue de gran importancia.

Según la tradición del yoga, existen cinco corrientes principales de fuerza vital que recorren el cuerpo y organizan su funcionamiento fisiológico. Esto se conoce como el Modelo Pancha Vayu.

Si piensas en tu funcionamiento diario, verás que sigue un patrón predecible: asimilas cosas (comida, agua, información, experiencias); luego los procesas de una forma u otra; entonces absorbes los nutrientes o el conocimiento del procesamiento; eliminas las cosas que no necesitas; y como resultado creces, tanto física como mentalmente. Este es un ejemplo de tus vayus (corrientes de prana) en el trabajo.

Entonces, cualquiera que sea el problema fisiológico que esté experimentando, generalmente se puede entender en términos de la función vayu:

¿Diarrea? – Apana vayu es demasiado fuerte.
¿Estreñimiento? – Apana vayu es muy débil.
Manos y pies fríos? – Tu Vyana vayu (responsable de la circulación) no es lo suficientemente fuerte.
Problemas digestivos? – Tu Samana vayu está obstruido y no funciona bien, etc.

A veces es un poco más complicado y puede involucrar a varios vayus que no se llevan bien. Pero, ¿qué te proporciona este conocimiento? Le ayuda a diseñar una práctica apropiada para abordar una preocupación específica.

ALIENTO/PRANA – envoltura energética –

Esta envoltura es la réplica energética del cuerpo físico. Está constituida por un sistema de canales perfectamente organizados por los que circula el prana a través de todo el cuerpo. Estos canales o Nadis, están conectados entre sí por los Chakras.

Pranamaya Kosha “envoltura vital” está compuesto por los cinco órganos de la acción, los karmendriyas y los cinco aires vitales o panchapranas (prana – respiración vital; apana – parte baja del cuerpo; vyana – parte derecha del cuerpo; udana – abdomen; samana – parte central del cuerpo).

En esta envoltura o kosha residen nuestros impulsos vitales de supervivencia, reproducción, movimiento y autoexpresión, impulsos que están conectados a los cinco órganos motores; excretor, urinario-genital, pies, manos y cuerdas vocales. Pranamaya Kosha es la que da energía a Annamaya Kosha, el cuerpo físico. La práctica del pranayama (ejercicios respiratorios), purifica y regula este kosha porque facilita que la energía pránica penetre en cada célula y fibra del cuerpo.

PRANA es el eslabón entre los cuerpos astral y físico. Prana se divide en Prana físico y Prana psíquico. La respiración es la manifestación externa del Prana físico. Todos los pensamientos se deben a las vibraciones del Prana psíquico en Chitta.

Cómo actúa el prana en nuestro cuerpo

Al igual que la energía eléctrica adopta diversas funciones, -luz en la bombilla, sonido en la radio, calefacción…-, la energía pránica que constituye el cuerpo energético también adopta diversas funciones dentro del mismo. El prana primario se divide en cinco tipos o Vayus, según su movimiento y dirección. Este es un tema importante en la medicina ayurvédica, así como en el pensamiento yóguico:

PROPUESTA PRÁCTICA

A continuación, te presentamos una propuesta con los mejores, más efectivos y sencillos ejercicios de Yoga para tener una super salud. fortalecer, equilibrar e incrementar tu vitalidad. Para ello, imprescindible el realizarlos diariamente por la mañana

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/QlJ1FNBawms" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>