El primer estado 100% ecológico ha sido premiado con el Oscar de la alimentación por la ONU

El estado indio de Sikkim ha ganado el premio de oro de Future Policy Award 2018 co-organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el World Future Council (WFC) e IFOAM – Organics International por ser “el primer estado 100% orgánico del mundo”. Sikkim ha ganado el “Oscar a las mejores políticas” superando a 51 iniciativas nominadas de 25 países distintos que promueven la agroecología.

Todas sus tierras de cultivo están certificadas como orgánicas

El estado indio comparte podio con Brasil, Dinamarca y Ecuador, pero para el jurado que ha otorgado este preciado reconocimiento, el estado indio tiene particularidades singulares que no se prestan a ninguna comparación. Quizás la más destacada sea que actualmente el uso de pesticidas químicos sea delito penado en todo el estado. El objetivo con esta acción busca un efecto dominó en otros rincones:  “Trabajamos juntos para cambiar nuestro mundo a un mundo orgánico”, dice el gobernador del estado e impulsor del cambio, Pawan Chamling.

Ubicado a los pies de las montañas del Himalaya, el estado menos poblado de la India es un pequeño rincón escondido entre Nepal y Bután. Su peculiaridad es que todas sus tierras de cultivo están certificadas como orgánicas con lo que ha adquirido un poder verdaderamente transformador para el país y sus ciudadanos.

No existe un precedente igual en el que todo un estado elimine gradual y voluntariamente todos los fertilizantes químicos y pesticidas e incluso prohiba su venta comercial. Además, no es algo de cara a la galería; en su diseño se incluyen aspectos socioeconómicos, como el consumo y la expansión del mercado, aspectos culturales, salud, educación, desarrollo rural y turismo sostenible.

Una nación 100% orgánica ya no es una quimera sino una realidad

El cambio radical empezó en 2003 cuando se retiraron los subsidios a todos aquellos agricultores que utilizaran fertilizantes. Como estaba prohibido incluso importar de otros estados indios verduras y frutas que no fueran orgánicas, los precios locales se dispararon favoreciendo el mercado interno. En 2018 se ha ratificado que las medidas benefician a más de 66.000 familias campesinas y el sector turístico ha crecido enormemente con la transición del estado a lo orgánico con un aumento de visitantes de más del 50% entre 2014 y 2017.

Un excelente ejemplo de cómo otros estados indios pueden mejorar la agroecología en su zona y, de rebote, limpiar el aire tan contaminado que convierte a India en uno de los países más irrespirables del mundo junto a la China.

 

Louise Luttikholt, Directora Ejecutiva de IFOAM – Organics International señala al primer ministro de Sikkim como un factor primordial: “Pawan Chamling estableció una visión ambiciosa y para lograr que Sikkim se convirtiera en el primer estado orgánico del mundo. Una nación 100% orgánica ya no es una quimera sino una realidad, sirviendo como un modelo a seguir para otros”.

El gran desafío de Sikkim es lograr que la transición hacia lo orgánico no implique una disminución en los ingresos de los productores. Las recientes quejas de los agricultores inciden en la disminución evidente del rendimiento de sus cosechas; un efecto directo de la fertilidad del suelo orgánico que ahora tarda más en recuperarse.